¿Por qué ya no caen las cosas al suelo?

#gravedad | poesía | ilustración | Carol Gómez Pelegrín

¿Por qué ya no caen las cosas al suelo?
Los pétalos de las lilas penden de un
                                                abismo
desde el otoño pasado, una pestaña sobrevuela
mi mejilla como una cicatriz en el exilio,
no se rompen las tazas. Ni los vasos.
Los cabellos cortados en las peluquerías
han formado galaxias, ya no hay piedras en el fondo
de los ríos, el recuerdo
de los días felices no desciende de las rodillas,
ni caen desplomados los pájaros (flotan
para siempre sobre un cielo amarillo)
en los cotos libres de caza. Tú dices
estar feliz por ello, y por la interacción gravitatoria
de los cuerpos celestes y pecosos,
por la existencia de los alveolos pulmonares
y las nubes
        de gas. Los relojes de arena ya no tienen
sentido. Mi casa es ahora todas las partículas de polvo
y saliva al descorrer las cortinas y sacudir los cojines
—la vida— y estornudar. Por fin no se nos cae
la cara de vergüenza ante nada. Si me tiro
por un precipicio nunca
                              llega
                              el
                              fin.
Ya no hay última salida. Los astronautas rallan
zanahorias y sueñan atardeceres en la cola del paro.


Carol Gómez Pelegrín. (Vilanova i la Geltrú).
Ha publicado: Esta terrible luminiscencia (Los libros de la Marisma, 2019), 21 nombres y tú (2014). Obsesionada con el autorretrato que capture su alteridad, trabaja el lenguaje de lo poético desde la ilustración y la fotografía. Hace años que publica sus poemas, junto con sus fotografías, en la red. Por lo que, si bien este es su primer libro de poesía, su obra poética es extensa.
@carolgp77

Cuenta hacia adelante y atrás

#espacio | surrealismos | Daniel Seguer Con una fe infinita en lo imposible preparó cada recodo de su cuerpo para el estruendo que iba a producirse, y que le sacudiría fuera de sus límites corporales. Todo el mundo estaba pendiente de él y no podía fallarles. Se había preparado a conciencia, entrenando su organismo al […]

Un pequeño dedo…

#espacio | relato | Javier Seguer Piezas sonoras: Carlos Santín Vera conduce por la madrugada dibujando la caldera de Taburiente hacia el observatorio del Roque de los Muchachos, a más de dos mil metros de altitud. La ascensión volcánica prepara al curioso para la meta, despojándose metro a metro de toda distracción, permitiendo al pensamiento […]

Bufalvent

#gravedad | surrealismos | Daniel Seguer (Contractura lingüístico-eólica catalana) “Me cago en el amor”.Tonino Carotone. Instrucciones de uso Las filias afectivas humanas ocasionan encuentros y desamparos. El mapa de posibles intersecciones lo dejamos a la imaginación de quien lee. Las próximas líneas son tan solo hilos de una red repleta de agujeros. Los rigores de […]

Aquí puedes pedir la revista en formato digital, tu contribución de 2€ nos ayudará a mantener este proyecto.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s